El embarazo, la diabetes y los pies

Resultados de Jelqing: ¿Jelqing funciona mejor por la mañana o por la noche? 3

Hay tantos cambios que sufre el cuerpo durante el embarazo que es fácil ignorar los cambios en los pies. Durante el embarazo, el cuerpo libera hormonas que permiten que los ligamentos se relajen en el canal del parto. Los ligamentos de los pies también se relajan, lo que hace que el pie se alargue y ensanche. Muchos se quejarán de un aumento de una o dos tallas de calzado. En la mayoría de las circunstancias, este aplanamiento y ensanchamiento del pie es benigno y no se producen problemas.

En el diabético, es importante reconocer este cambio en el tamaño del pie. A pesar del aumento en el tamaño del pie, muchas mamás seguirán usando zapatos del mismo tamaño. Como diabético, los zapatos que le queden bien son de suma importancia. El aumento de la presión sobre el pie puede causar áreas de roce o irritación y potencialmente resultar en ulceración. Una vez que hay una ulceración, se corre el riesgo de infección, retraso en la cicatrización y más complicaciones del pie diabético.

La neuropatía diabética es el factor de riesgo más grande para desarrollar ulceraciones en el pie. La neuropatía es la pérdida de sensibilidad en los pies causada comúnmente por la diabetes. Muchas personas desarrollarán neuropatía antes de que se les diagnostique diabetes. Otros desarrollarán neuropatía años después de ser diagnosticados con diabetes. Afortunadamente, la diabetes gestacional no suele asociarse con la neuropatía.

Desafortunadamente, los diabéticos tipo I desarrollan neuropatía mucho antes que los diabéticos tipo II y pueden tener neuropatía durante el embarazo. Independientemente del tipo de diabetes, sigue siendo extremadamente importante que se evalúen los pies para evaluar el estado de los nervios. Incluso la neuropatía leve aumenta el riesgo de ulceración. El uso de zapatos demasiado pequeños provoca un aumento de la fricción y un mayor riesgo de rotura de la piel.

El uso de zapatos que le queden bien durante y después del embarazo es de particular importancia. Aunque los ligamentos del pie se relajan durante el embarazo, no permanecen relajados. El pie después del embarazo tiene un mayor riesgo de desarrollar problemas en los pies. Hay múltiples razones que contribuyen al aumento del riesgo. El pie aplanado ejerce una tensión excesiva sobre el ligamento que sostiene el arco. El aumento de peso debido al embarazo genera un estrés excesivo en los pies. Las mamás también están cargando a su bebé, peso adicional que se transmite a los pies. Las mamás se quedan en casa con más frecuencia y caminan con pantuflas y zapatos flexibles que generalmente no brindan apoyo.

Para disminuir sus probabilidades de tener problemas en los pies durante y después del embarazo, siga estos pasos:

1. Revise sus pies todos los días: esta es una necesidad absoluta si es diabético tipo I o si le han diagnosticado una neuropatía. Es un buen hábito practicar. Busque cortes, llagas, moretones, aberturas o áreas de irritación. Recuerde, si sus nervios no funcionan correctamente, es posible que no sienta todo en sus pies. Si no puede alcanzar sus pies, pídale a un familiar que le revise los pies o coloque un espejo en el piso y coloque sus pies sobre él.

2. Revise sus zapatos antes de poner su pie en ellos.

3. No camine descalzo: Use un zapato de apoyo, uno que tenga una suela rígida y se doble solo donde el pie se dobla (en los dedos). Si un zapato parece demasiado confinado, busque una zapatilla que tenga una suela semirrígida o pruebe con un zapato de taco o slip-in con suela más rígida. El aspecto restante del zapato puede ser suave y flexible y permitir la hinchazón, pero la suela debe ser rígida desde el talón hasta la bola del pie.

4. Compre zapatos que se ajusten a sus pies: Sea consciente de los cambios que están experimentando sus pies. Lo más probable es que los pies se ensanchen y alarguen. Asegúrese de que los zapatos no le aprieten los dedos. Tus pies no se encogerán después del nacimiento.

5. Tenga cuidado con los pliegues en sus calcetines: Un simple pliegue puede causar roce o irritación en sus pies. La hinchazón será mayor al final del día y el pequeño pliegue que no le molestó por la mañana puede frotar una llaga abierta o una ampolla en los dedos de los pies. Las consecuencias graves en los diabéticos pueden incluir ulceración e infección.

6. Seque los pies y entre los dedos de los pies después de la ducha: el aumento de la humedad entre los dedos de los pies puede provocar lesiones en la piel y ulceración final.

7. No seas víctima de la moda: la mayoría de las mamás evitarán la moda durante el embarazo, pero muchas intentan meterse ese tacón de tiras después. El uso de zapatos de tacón alto ejerce una tensión excesiva en la parte anterior del pie, provoca calambres en los dedos y aumenta las posibilidades de sufrir un esguince de tobillo. Los zapatos ajustados aumentarán la posibilidad de ulceración en las personas con neuropatía.

8. Pruebe el agua de la bañera antes de entrar: si tiene neuropatía, no reconocerá cuando la temperatura es demasiado alta. Revise el agua insertando su mano en el agua hasta la profundidad de la muñeca.

9. No use una almohadilla térmica en sus pies: aunque la idea de calor en sus pies puede sonar relajante después de un largo día, el calor aumentará la hinchazón y la inflamación. Los pies adoloridos responden mejor al hielo. Haga rodar su pie sobre una botella de agua deportiva congelada para ayudar a aliviar el dolor en el arco. Use un calcetín mientras hace esto y no ponga hielo directamente en sus pies. La almohadilla térmica puede causar quemaduras en personas que tienen neuropatía.

10. No use ningún medicamento en la piel: tenga cuidado con los medicamentos tópicos durante el embarazo y la lactancia. Consulte a su médico antes de usar. No use almohadillas de maíz medicinales de las farmacias locales si tiene neuropatía.

11. Visite a su podólogo: a la primera señal de un problema, programe una cita con su podólogo. La prevención es mucho más fácil que el tratamiento.

Autor: Christine Dobrowolski, DPM

Resultados de Jelqing: ¿Jelqing funciona mejor por la mañana o por la noche? 2
Etiquetas: