Respirar para curar: cómo el yoga ayuda a la artritis

Resultados de Jelqing: ¿Jelqing funciona mejor por la mañana o por la noche? 3

La artritis es común pero no se comprende bien. No es una sola enfermedad, sino una forma de referirse al dolor articular o enfermedad articular. Hay más de 100 versiones diferentes de artritis y afecciones relacionadas. Personas de todas las edades padecen esta enfermedad y es la principal causa de discapacidad en Estados Unidos. Según la Arthritis Foundation, más de 50 millones de adultos y 300.000 niños tienen algún tipo de artritis. Es más común entre las mujeres y ocurre con mayor frecuencia a medida que las personas envejecen.

Los síntomas comunes incluyen hinchazón de las articulaciones, dolor, rigidez y disminución del rango de movimiento. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer o permanecer igual durante años. Pueden ser leves, moderados o graves, pero pueden progresar o empeorar con el tiempo. La artritis grave puede provocar dolor crónico e incapacidad para realizar las actividades diarias. Puede causar cambios articulares permanentes que pueden ser visibles, como articulaciones de los dedos nudosos, pero a menudo el daño solo se puede ver en una radiografía. Algunos tipos de artritis también afectan el corazón, los ojos, los pulmones, los riñones y la piel, así como las articulaciones.

El yoga es un conjunto de prácticas con origen en la antigua India. La palabra yoga proviene de una obra sánscrita que significa “unir” o “unir”. Se enfoca en unificar la mente, el cuerpo y el espíritu y fomentar una mayor conexión de sentimientos entre el individuo y su entorno. Su principal objetivo es ayudar a las personas a lograr el equilibrio. Más allá de esto, el yoga tiene varios objetivos secundarios, como mejorar la salud física y mejorar el bienestar mental y la fuerza emocional.

Además, el yoga se asocia con un aumento de la energía mental, así como con sentimientos positivos (como el estado de alerta y el entusiasmo), menos sentimientos negativos (menor excitabilidad, ansiedad, agresividad) y problemas de sueño. En resumen, el yoga se asocia con una amplia gama de beneficios físicos y psicológicos que pueden ser especialmente útiles para las personas que viven con una enfermedad crónica como la artritis.

Al igual que con cualquier actividad física, es importante tomar las precauciones adecuadas, como verificar que un médico no haya impuesto limitaciones o restricciones a un paciente con artritis. Si un profesional médico tiene inquietudes específicas, consígalas por escrito y entréguele esta información al instructor de yoga. Un maestro de yoga calificado generalmente comienza a un principiante con una clase terapéutica suave. Es importante que la clase esté dirigida por un instructor que pueda guiarlo a través de poses seguras y saludables.

Use ropa cómoda que permita el movimiento completo del cuerpo. Si está demasiado suelto, el instructor será menos capaz de guiar la alineación adecuada, pero tampoco debería ser restrictivo. Hay ropa especialmente diseñada para yoga, pero es innecesaria. El yoga se practica tradicionalmente descalzo, aunque es posible usar calcetines al comienzo de la clase, hasta que el cuerpo se caliente. Las colchonetas se utilizan en la práctica de yoga moderna para proporcionar amortiguación y evitar resbalones. Algunos estudios suministran tapetes para uso general.

La regla general para el paciente con artritis es que si le duele, deténgase. El viejo adagio de “sin dolor no hay ganancia” no se aplica al yoga. Al hacer ciertas posturas, los pacientes con artritis deben mantenerlas relativamente pequeñas y tener cuidado de no extender demasiado el cuello, manteniendo la cabeza alineada con el resto de la columna. Para aquellos con artritis de cadera, tenga cuidado al hacer “ejercicios de apertura de cadera” o poses con rotación externa extrema de las caderas.

Generalmente, habrá dolor si uno va demasiado lejos con una pose, pero a veces los efectos no se sienten hasta el día siguiente. Es importante comenzar lentamente y expandir la práctica según lo dicta el cuerpo.

Autor: Sherry Lynn Daniel

Resultados de Jelqing: ¿Jelqing funciona mejor por la mañana o por la noche? 2