Tratamiento de plasma rico en plaquetas (PRP) para las cicatrices del acné

Resultados de Jelqing: ¿Jelqing funciona mejor por la mañana o por la noche? 3

El PRP o plasma rico en plaquetas, que a veces también se conoce como plasma rico en factores de crecimiento (PRGF), gel de plaquetas y concentrado de plaquetas (PC), es una concentración elevada de plaquetas suspendidas en cantidades exiguas de plasma. En pocas palabras, el PRP es plasma sanguíneo rico en plaquetas.

Al ser una fuente concentrada de plaquetas autólogas, lo que implica que la sangre proviene del propio cuerpo del paciente, se sabe que el PRP contiene factores de crecimiento y citocinas que son capaces de estimular la curación de los tejidos blandos (un tejido que sostiene, rodea o conecta otros órganos y estructuras dentro de un cuerpo).

Nuestra sangre se compone principalmente de glóbulos rojos (93%), glóbulos blancos (1%) y plaquetas (6%), todos ellos suspendidos en plasma. Durante un Tratamiento PRP, el recuento de glóbulos rojos se reduce al 5%, mientras que las plaquetas aumentan a un asombroso 94%, y el recuento de glóbulos blancos permanece igual.

Esencialmente, el PRP se ha utilizado ampliamente en determinadas especialidades de la odontología y la dermatología.

Colección PRP

  • La sangre se extrae del cuerpo del paciente mediante una jeringa.

  • Centrifugación utilizando un protocolo definido con diligencia (segrega los glóbulos rojos y blancos de las plaquetas)

  • Se extrae el plasma rico en plaquetas

  • Se agrega un agente activador al plasma, lo que lo hace adecuado para su uso.

PRP para cicatrices de acné

Las cicatrices del acné son una afección cutánea común entre millones de personas. Las cicatrices del acné son una forma de hiperpigmentación que queda sobre las lesiones del acné y son difíciles de eliminar si se tratan de forma tradicional.

Las cicatrices del acné generalmente son causadas por las siguientes razones:

  • Inflamación

  • Destrucción de elastina y colágeno

  • Acumulación excesiva de colágeno

El procedimiento de tratamiento PRP aprovecha la sangre del cuerpo rica en plaquetas para curar y tratar lesiones que afectan los tejidos blandos. El tratamiento PRP para las cicatrices del acné, que regenera y rejuvenece los tejidos blandos, estimula la cicatrización. Lo sorprendente es el hecho de que durante todo el procedimiento no se utiliza ninguna sustancia extraña.

No solo induce el crecimiento y enriquecimiento de las plaquetas, sino que también regenera los tejidos blandos y estimula el crecimiento de nuevos capilares y vasos sanguíneos, mejorando así la textura y vitalidad de la piel.

Aparentemente, el tratamiento con PRP también estimula los fibroblastos y los queratinocitos, ayudando en la generación de nueva piel en lugar de los restos cicatrizados.

Para cicatrices de acné pigmentadas más profundas, lo ideal es que un procedimiento de PRP sea seguido de un tratamiento con microagujas. Esto ayuda a reducir la profundidad de la cicatriz.

El PRP, como alternativa a los tratamientos y cirugías con láser, es seguro, natural y mínimamente invasivo. Es un procedimiento completamente libre de riesgos.

Para obtener los mejores resultados, analice su plan de tratamiento con su dermatólogo.

Autor: Sharon Grogan

Resultados de Jelqing: ¿Jelqing funciona mejor por la mañana o por la noche? 2
Etiquetas: